¿Cómo se puja en una subasta en sala?

Las subastas en sala son las subastas tradicionales en las que se adjudican los lotes a golpe de martillo, tienen lugar físicamente y cuentan con un público asistente.

Evidentemente, puedes participar en ellas in situ.

Algunas casas de subastas también permiten las pujas telefónicas. Contacta con la casa para más información.

Algunas subastas disponen de pujas en tiempo real, en las que puedes pujar a través de internet durante la celebración de la subasta.

Puja ausente

A través de internet también puedes participar en una subasta mediante una puja ausente (puja previa), antes del inicio de la subasta.

Para realizar una puja ausente debes, al igual que con cualquier otra puja por internet, pujar con la cifra máxima que estás dispuesto a pagar por el lote. En el momento de la celebración de la subasta en sala, nosotros pujaremos en tu nombre, siempre pujando lo mínimo necesario hasta llegar a tu límite máximo.

Por lo normal, estas pujas previas no son visibles públicamente en la web, permanecen ocultas puesto que la subasta en sí aún no tiene lugar. Hasta ese momento, puedes modificar tu puja ausente las veces que quieras.

Sin embargo, algunas casas de subastas permiten visualizar las pujas ausentes antes de la celebración de la subasta. Si es así, solo se muestran los importes y en ningún caso el nombre del pujador.

Tu puja compite con otras pujas ausentes y con las eventuales pujas que se presenten in situ durante la subasta en sala.

Te recomendamos presentar tu puja ausente con tiempo antes de la subasta: en caso de que hubiera dos pujas ausentes de igual cuantía, se adjudicará el lote a la primera puja presentada.

El período de presentación de pujas ausentes se cierra a una fecha y hora concreta antes del inicio de la subasta. La fecha de cierre se muestra en cada lote. Antes de que finalice el plazo, puedes presentar y modificar tu puja ausente.

Cierre de la subasta

Terminada la subasta, la casa de subastas debe verificar las pujas. Por esa razón, pueden pasar algunas horas o incluso días desde la terminación de la subasta hasta que recibes un correo electrónico informándote de que se te ha adjudicado el lote. Sin embargo la casa de subastas puede, por norma general y bajo demanda, cobrar y entregar el lote antes de este tiempo.


¿Estás buscando algo más?